Revestimiento exterior de tuberías

Un revestimiento exterior adecuado es la clave para evitar el ataque químico del terreno, que puede corroer una tubería en pocos años, generando grandes gastos de mantenimiento e interrupciones del servicio. Existen suelos con distinto grado de agresividad, tanto física como química, y es preciso adaptarse a ellos.

Las tuberías están revestidas de una capa de zinc con capa de acabado en bitumen, en conformidad con la norma ISO 8179, indicada para la mayoría de los niveles de corrosión de suelos.

Dependiendo del nivel de agresividad del terreno donde será instalada la tubería, es posible reforzar el revestimiento con una capa de acabado en epoxi, o aplicar una capa de Cinc Aluminio en proporción 85/15% y capa de acabado en epoxi, que mejora el ámbito de utilización de las tuberías de hierro dúctil, protegiéndolas contra la corrosión. 

Para más información, consulte con nuestro departamento técnico.

Características de los revestimientos exteriores para tuberías

Adaptabilidad a condiciones extremas

En caso de requerir mayor protección por enterramiento en condiciones extremadamente agresivas, también está disponible un revestimiento adicional mediante manga de polietileno que, en conformidad con la norma EN545, permite el enterramiento en todo tipo de terrenos.

Esta combinación favorece las propiedades anticorrosivas del zinc y genera unas condiciones ambientales de tipo biocida, que aumentan al máximo la protección de la línea frente a la corrosión.

Para más información, consultar con nuestro departamento técnico.

Efecto autocicatrizante

El revestimiento de zinc reacciona químicamente cicatrizando los daños superficiales. El zinc, más anódico que el hierro dúctil, genera una pila electroquímica en presencia de la humedad del terreno.

Los iones de zinc traspasan el revestimiento poroso y producen una película de zinc que cubre la zona dañada.

Soluciones para aplicaciones especiales

El revestimiento exterior Warrior 100 es un recubrimiento epoxídico libre de solventes y ultra resistente. Sirve para aplicaciones donde se requiere una alta resistencia a impacto, a la abrasión o una extrema protección contra la corrosión externa.

Una solución de protección especialmente indicada para manejos extremos, como puede ser la aplicación en tecnología No Dig. Tanto para perforación horizontal dirigida como para bursting, Warrior 100 es la mejor solución.